Atención psicológica a adultos, niños y adolescentes; terapia de pareja y familias. Estoy en contacto directo con personas que están sufriendo y pasando una situación complicada en su vida, por eso es importante mantener un ética y moral que proteja al paciente.


Responsabilidad y honestidad: 

Entiendo la importancia del trabajo que desarrollo y lo difícil que es para las personas que sufren dar este paso, por ello respeto las opiniones de los pacientes y no juzgo la manera en que ha intentado solucionar sus problemas. Entre los dos debemos solucionarlos.



Cercanía y humanidad: 

Intento trasmitir confianza y seguridad desde el primer día, pues creo fervientemente que la atención personal y humana es importante para la recuperación y para la satisfacción personal.



Profesionalidad:

Me baso en una formación y experiencia extensa y acorde con los problemas a los que cada paciente se enfrenta, a la vez que mantengo un profundo respeto a las personas. Por ello, como máxima de intervención me formo y desarrollo a nivel profesional de manera continua, buscando terapias y recursos novedosos, probados y que den respuesta a los problemas de mis pacientes en la práctica clínica.



Abordaje integral:

Ofrezco un servicio que combina técnicas de diferentes disciplinas y que permite abordar con eficacia las distintas demandas de los pacientes.



Énfasis en la persona:

Tengo presente que cada uno es diferente; por ello, ofrezco una atención individualizada y especifica a lo que la persona dice que demanda y necesita.



Confidencialidad:

No revelo información fuera del marco de la consulta.





Publicado: 23 de Noviembre de 2015 a las 16:41